Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

lunes, 26 de agosto de 2013

💖Espejos en mis sueños

      Durante el tiempo que canté no todo fue mieles y aplausos, sin embargo siempre tuve a mi lado mis amig@s, dándome el empujón, cuidando todos los detalles de mis presentaciones, brindándome sus acertados consejos para llevar con éxito un espectáculo, en ese sentido he sido muy afortunada, he tenido la dicha de haber conocido personas excepcionales…Y la fortuna de que aunque he caído en más de una vez, Dios siempre ha extendido sus brazos para suavizar mis caídas.

     Hubo momentos que realmente me hacían pensar “Y que hago yo aquí cantando…como de escribir poesía me hallaba en un grupo de cantantes...”   Una de mis primeras presentaciones como cantante fue para un evento político…No me sentía muy segura de aceptar, consideraba no era exactamente un público para mis canciones las cuales eran baladas románticas y rítmicas…Sin embargo, necesitaba la práctica y la promoción pues la fecha de mi grabación discográfica se acercaba. En fin que con dudas y todo decidí  presentarme.

          La noche anterior a mi presentación tuve un sueño muy inquieto. Soñé con Ricardo…Me encontraba en mi cama ,pero la habitación estaba rodeada de espejos, a través de uno de ellos Ricardo se aproximaba, yo le veía de manera hipnótica, aun en mi sueño sabía que no podía ser real…por más que  lo pareciera, él se acercaba hasta el espejo y al llegar a él, bajaba su rostro con tristeza y yo quería hablarle, pero de mis labios no salía una palabra…De nuevo él se acercaba y volvía  alejarse…yo extendía mi mano para tocarlo pero su imagen se iba  difuminando entre una neblina que  empañaba los espejos y súbitamente desperté, con una mezcla de impotencia, tristeza y desasosiego… en el buró, junto  a  mi cama estaba el dije, lo único que conservara de él además de su recuerdo, lo tomé y apreté con fuerza, cómo si al hacerlo Ricardo fuese a aparecer a mi lado….

      Entonces escondiendo mis lágrimas, murmuré


SERE FELIZ, MI AMOR...NO ESTÉS TRISTE”

   
      Horas más tarde Irasema y Antonio estaban a mi lado, el salón estaba abarrotado, las gentes bebían cerveza y degustaban de la comida.
Y empecé mi presentación….
      Dos temas y sin que lo notaran me había retirado detrás del telón.
-No está funcionando-les dije a mis amigos casi a punto del pánico
-Claro que si-dijo Antonio
-Míralos, están todos embriagados, ni siquiera me han escuchado
-Entonces…haremos que te escuchen linda, cantemos los dos, conoces  mis canciones.
-No sé por qué no viene mi amiga muerte y nos quita de problemas-dijo Irasema con su característico sentido del  humor J

       Esa noche Antonio y yo por primera vez compartimos el escenario…el publicó no nos idolatró, pero si bailaron con nuestros temas hasta la madrugada…Irasema alejó por instantes su melancolía  y coreó de nuestras  melodías a todo pulmón.
      Al término de la presentación Irasema propuso ir con Lilí a celebrar y tramposamente al subir al auto se dijo cansada así que tuvimos que llevarla a su casa y Antonio sonreía feliz de la complicidad de nuestra amiga al dejarnos solos.

    Casi amanecía, buscamos un lugar para desayunar, riendo de lo ocurrido, sin hablar del amor, sin pedirnos ni ofrecernos nada…Reí como hacía mucho no lo hacía. Los primeros rayos del sol se filtraban por la ventana del pequeño café bañando nuestros rostros, quizás también nuestras almas buscando un poco de felicidad.


ESPEJOS EN MIS SUEÑOS

He soñado amarte cada instante
En que posas tus ojos en los míos,
He querido ser la eterna amante
Que cobije tus ansias y suspiros.

Quise ser primavera en tu fragancia
Porque quedo prendida de tu amor
Quise “sólo una hora en la distancia”
Para amarte querido seductor.

Más hallé en el camino hacia el amor
Que si hay espejos, sin brillantes falsos
Que sin buscar, ni perseguir tus pasos
Serás en mí, leve, intenso y sublime fulgor.

Y encontré en los espejos de mis sueños
Que se puede querer con tu recuerdo
¡Y que seré feliz…!!!
Sin que se hundan mis ánimos por ti.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández




viernes, 16 de agosto de 2013

💖Volverá

      Durante aquel tiempo con el grupo bohemio Irasema  se encargaba de seleccionar el vestuario para mis presentaciones y con un dejo de vanidad puedo  decirte que siempre lograba verme estupendamente, en particular esa tarde el espejo me devolvía una Melinna radiante y eso me alegraba pues unas horas más tarde iríamos a una audición, en realidad, Lilí ya tenía visto lo de mi casa disquera pero nos había sugerido asistir  y que viviéramos la experiencia.Era parte de adquirir las "tablas" para mi futura carrera como cantante.

-Seguro te seleccionarán –me había dicho Lilí con su hermosa sonrisa-pero eres NUESTRA, sólo diviértete un poco querida.
-Iré con ustedes –se había propuesto Antonio pero Lilí lo bajó de la nube  enseguida:
-Lo siento querido, te necesito en el grupo, además deja que Mary te extrañe un poco J

      Y la verdad en mi interior sabía que lo extrañaría estaba acostumbrándome tanto a él, a saber que siempre estaba ahí, dispuesto, solícito, fiel. No lo amaba, pero no quería perderlo…cielos, quién entiende a mi corazón…? J

 En esa ocasión Lilí decidió que fuera Irasema quien me acompañara.

       De modo que horas más tarde ahí estábamos, en la larga fila de aspirantes, grabadora en mano, pistas de temas y todo LISTO.
-¿Porque tenías que ponerte ese abrigo encima?-me había dicho Irasema-traes un vestido con el que te ves preciosa y ese abrigo abrochado hasta el cuello no te favorece, somos artistas  María del Socorro Duarte. Hay que brillar…
-vengo a cantar-recuerdo que le contesté

       Justo en ese momento llegó una chica delgadísima, alta, con una top y chiqui falda. Prendas que apenas la cubrían, si, realmente se veía muy sexy.

      Y el gesto embobado del promotor lo comprobó rápidamente, nos recorrió a todas con la mirada y simplemente señaló…  ¿a quién crees? SI, a la chica sexy…
-pasas tú

Entonces… Irasema habló

-Espera un segundo, nos citaste a todas sólo para elegir a la menos vestida, de verdad eres un estúpido ¿Por qué no te mueres mejor? Le harías un favor al dueño de la disquera, porque tú no lo eres.
-Irasema Irasema… ¿qué haces?-le susurraba, aunque no sé porque susurraba, todos me escuchaban J

     El promotor la veía como si estuviera demente obviamente sin saber que hacer
-Mire señora...
-No mírame tú a mí lo que voy a hacer y metiéndose de largo llegó hasta una sala donde varios músicos desconcertados la observaban, todas las demás la seguían,  pensé que en cualquier momento golpearía al hombre y las demás la veían y seguían enardecidas también. “SI, VAMOS, VAMOS”

-Quien es el dueño del changarro, preguntó
-¿Qué sucede…?!
-Este inútil, tenemos horas esperando y el muy libidinoso sin escucharnos siquiera la ha escogido a ella-La chica sólo reía, obviamente le causaba una gran emoción haber provocado tanto alboroto.
-A ver…miren…escuchen tienen razón, se les convocó para una audición y así será-El productor se veía intimidado ante Irasema, su personalidad solía causar ese efecto.
-Quiero que cante mi amiga Melinna...y luego todas las demás

Y así minutos más tarde empecé  a cantar

-¿tú escribiste lo temas?  ¡Son muy comerciales…!!!-me dijo el productor muy entusiasmado.
-Si
-Si pero ya nos vamos-intervino Irasema quien ya había tomado la grabadora y recogido la pista de la cabina-sólo quería hacerle saber a este inútil que tiene a cargo que no se puede andar jugando con el tiempo y los sueños de las personas. Vámonos Melinna, no sé porque no nos morimos todos de una buena vezJ- Y todas las demás chicas se rieron.

    Después de que dijo eso,  salimos riéndonos  a carcajadas. 

Momentos después habíamos parado en un autoservicio, era noche de noviembre, así que decidimos entrar a tomarnos una bebida caliente.

-Gracias-le dije-Sé que tumbarías cualquier muro por mí
-Y tú por mí-me contestó pero su voz estaba apagándose, su rostro dibujaba inmensa tristeza, su ánimo había pasado de una gran alegría a una profunda tristeza- ¿Sabes que he atentado contra mi vida en dos ocasiones? Pero ni siquiera la muerte me quiere… -Aunque ya lo sabía, no estaba preparada para esa confesión, me dolía verla sufrir así, en su tristeza recordaba mis penas pasadas, cómo ayudarla…entonces me levanté, nos abrazamos-¿Qué puedo hacer por ti?-Le dije
-Escucharme y ser mi amiga por siempre
-Eso ya está

      La belleza de Irasema era muy peculiar, de tez blanca, ojos rasgados y una melena corta de un negro azulado, muy hermosa, tanto por dentro como por fuera. Pero yo más que nadie sabía que cuando alguien no te ama, aunque le entregues el alma.

      Ésa noche me contó que su esposo estaba en prisión, tenía un año que había sido capturado pero aun desde su reja, sufría de sus desprecios…Pero ella, lo amaba…
-Está molesto conmigo, tengo meses sin recibir una sola carta.

Entonces le dije:

Mi madre decía que Dios es muy justo y después de una escasez viene una gran abundancia…Y Que después de una gran pena llega una gran dicha…

-Ojalá Melinna, si no se dé él no quiero saber de nada… no podría vivir sin él.
-Sí, sí podrás…


VOLVERÁ

Sé que tu alma entristecida
Vive esperando el regreso
Que te encuentras confundida
 Por cartas que robo el tiempo.

Sé que temes el olvido
De esa persona querida
Que tu corazón herido
¡Presiente la despedida!

Sin embargo llegará
Ese momento anhelado
El amor florecerá
Este verano dorado.

Adelante ¡No desistas!
Ya no temas al futuro
Que ese amor  ¡Te lo aseguro!
Volverá pronto a tu vida.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández




martes, 13 de agosto de 2013

💖Todo

      En ese tiempo las semanas pasaban bellamente, aprendí que la felicidad llega y se siente en más de una forma, que estaba al alcance con sólo desearlo y que hay muchas formas de ser feliz. Aún me faltaba convencer a mi corazón…que dejara de lado esas ideas románticas sobre la búsqueda del amor verdadero y convencerlo de ser feliz con lo que tuviera.

      Así que por las mañanas me sentía realizada en mi trabajo con Dios educando sus ángeles J los viernes por las tardes noches eran las reuniones en casa de Lilí y los Domingos las presentaciones artísticas, ahí participaba con mi poesía porque según palabras de mi mentora “debía foguearme” antes de lanzarme como cantante y realizar la grabación de mi material discográfico, imaginarás como me  emocionaba todo eso.

      Estar en casa de Lilí era el mismo paraíso del arte, declamábamos poesía, cantábamos, trabajamos en los arreglos musicales y claro que como en todo paraíso se hacían presentes la serpiente y la manzana del pecado… pero no es de ello de lo que quiero hablarte, no sería leal de mi parte hacerlo, me interesa contarte de las acciones que los engrandecían como seres humanos, que sepas que esas veladas curaron mi corazón y es en parte gracias a ello que puedo recordar todo  y contártelo mientras una sonrisa se dibuja en mi rostro.

     La amistad entre Irasema y yo se había hecho más sólida, seguido me cuestionaba como era posible que no aceptara a  Antonio a quien ella adoraba y yo cobardemente le cambiaba la conversación J

       En mi interior aún  me intrigaba como una mujer tan alegre, llena de vida quisiera morir por una decepción amorosa, pero no me atrevía a tocar el tema, agradecí a Dios porque a pesar del infierno que había vivido con mi verdugo nunca había pasado por mi mente esa idea.

     La voz de Irasema me devolvía al presente. Habíamos llegado ya a casa de Lilí y mientras estacionaba el auto Irasema me declamaba el más reciente de sus poemas  “amiga muerte”. Era grandiosa.

     Chicos y chicas-anunció Lilí-hoy nos toca visitar a  Álvaro-Melinna…Irasema a ustedes no les ha tocado pero Álvaro es un amigo muy especial para nosotros, se encarga de arreglarnos todos los aparatos de sonido…
-un verdadero genio-agregó Antonio
-Cada cierto tiempo hacemos la reunión del grupo con él-concluyó Nick entusiasmado como siempre.

     Horas después, con bolsas y provisiones como para un mes nos desplazamos hasta donde terminaba la Ciudad y empezaba su Valle. Llegamos a una casa pequeña de sólo dos espaciosos cuartos, el primero era cocina, el segundo estaba lleno de aparatos de sonido, micrófonos, cerebros, un gran teclado y hacía las veces de recamara.

    Álvaro y Lisa su esposa eran encantadores, a él  lo hacía especial el hecho de que aun cuando un fatal accidente lo había postrado en una silla de ruedas era un hombre lleno de amor a la vida, con un gran  carisma y genialidad, misma con la que  había inventado un  aparato que le permitía conducir su auto.Con mínimos niveles de estudio podía arreglar el equipo más sofisticado de sonido, muy solicitado en el medio, porque además era un estupendo arreglista. Ésa noche con un asador improvisado preparamos y disfrutamos de la cena más rica que pude haber saboreado.

    Cenamos y cantamos en el patio, bajo el cielo estrellado, Lisa y Álvaro se veían  tan felices, eran un vivo ejemplo de amor y solidaridad, daba gusto ver la ternura con que ella lo desplazaba y  atendía, la mirada amorosa con la que él recibía cada una de sus cuidados… en ese instante, por un segundo, mi mirada se cruzó con la de Antonio, ahí estaba de nuevo su seductora sonrisa, luego encaminándose hacia mi llegó para decirme en voz muy queda:
-Son geniales ¿verdad?
-Si...

SE AMAN CON Y A PESAR DE TODO


 


TODO

Todo en tu ser me fascina
será porque con tu amor
mi felicidad culmina
con un nuevo resplandor.

Será porque te amo tanto
que hasta con la decepción
 con la dicha y el quebranto
aún vive en mí la ilusión.

Todo lo que había anhelado
de la vida y el placer,
todo lo que había buscado
¡se ha conjugado en tu ser!

Te amo hasta con tus errores
y esa vida apresurara,
porque mi alma enamorada
en las espinas ¡ve flores!

Autora: María del Socorro Duarte Hernández





viernes, 9 de agosto de 2013

💖Estás en mí

      Para Lilí y el resto del grupo Antonio y yo éramos pareja.

      Aunque no pude corresponder a sus sentimientos Antonio no se despegaba de mí, siempre estaba a mi lado, había entablado una gran amistad con mi padre y en el grupo nos trataban como pareja pero entre nosotros ¡No había nada…!!!  Solo un gran cariño de mi parte, no podía ignorar al atractivo hombre que tenía a mi lado, me gustaba, pero mis sentimientos no daban para más y mi incurable romanticismo no me permitía entregarme a un hombre a menos que no estuviese enamorada ♥ si, lo sé, algo cursi pero así he sido.

     Mi padre se había vuelto un aliado incondicional de Antonio y no preguntarme sobre él habría sido un pecado
-¿Qué pasa con Antonio, hija?
-Es un gran hombre, veo todo lo que hace por ti, como te apoya, siempre está a mi lado ofreciéndome su cariño…pero por más que lo deseo no puedo quererlo
-Es por…

-Si papá, es por Ricardo,-recuerdo que tomé el dije que colgaba de mi cuello, lo apretaba con fuerza mientras le decía:

Lo tengo en mí, muy dentro de mi corazón, extraño su presencia, su plática, su risa, la forma como hacia divertida mi triste vida.  

-Que pasará papá… cuando mi abuela me hablaba de su amor por el abuelo y lo felices que habían sido yo soñaba con encontrar un amor así…formar una familia…

Entonces me dijo

-Mira hija, yo creo es tiempo que te diga lo que tu madre debió decirte hace mucho tiempo y si se me viene encima pues ni modo. La relación de tus abuelos no era para nada perfecta, seguido discutían, tu abuelo ponía tierra de por medio y se venía a trabajar al pueblo y mi niña tu abuela tenía su carácter,…si se amaban pero no te ayudó mucho tu abuela con decirte tantas cosas sobre el amor…

-¿Tú lo sabias?
-¡Claro! llegué a escuchar cuando te decía todo eso sobre perdonarlo todo…por amor…No estuve muy de acuerdo en algunas ideas que te inculcó pero las respeté. Claro que debemos perdonar pero no por encima de nuestra dignidad…

”Inclina tu cabeza al saludar…pero no demasiado que te la pueden cortar”

      Mi niña, tú abuela te amaba pero no te ayudó mucho…te enseñó a adorar a un hombre,…pero, el hombre que llegue a tu vida no necesitará que lo adores, sino que lo ames.


      
ESTÁS  EN MI

Estás en mí
como una suntuosa melodía
y aunque te perdí
estarás en mí, hasta el final de la poesía.

Cual la cadencia del inmenso mar
es tu recuerdo mi mejor versar.

Estás en mí
gitano del pasado
¡jamás otoño gris!
sólo días dorados.

Cual la cadencia del inmenso mar
es tu recuerdo mi mejor versar.

Como valiosa joya
en cuyo resplandor
mi ser de amor se arroja
buscando tu calor.

¡Cuánto extraño de ti!
tu risa musical
el gesto que al reír
me hacía ruborizar.

Estás en mí
en pluma, en el papel
envuelto en mi existir
ansioso de querer.

¡Cuánto extraño de ti!
tu voz, tu gallardía
y aquella melodía
que fuese para mí.

Estás en mí
¡también en la oración!
porque pido por ti
a Dios su bendición.

¡Cuánto deseo de ti!
Y busco en las mañanas
La caricia lejana
Que añora mi existir.

Cual la cadencia del inmenso mar
Es tu recuerdo mi mejor versar.

Autora :María del Socorro Duarte Hernández