Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 27 de febrero de 2018

💖Los presentimientos de mi padre - Resplandecía

      




       Seguro has escuchado esa frase que dice “Ten cuidado con lo que pides…”   Es cierto, hubo un tiempo en que  le pedí a Dios un trozo de nieve en mi corazón para sanar mi decepción y me lo concedió…me dio  un corazón glacial que parecía bombear de nieve  todo mi ser…Así que  mi alma romántica, aún  sin un amor podía ser feliz .

   
       La mayor preocupación  de mi padre, incluso por encima de sus hijos de sangre era mi felicidad…Y mi mayor preocupación era verlo tranquilo y feliz. Curioso verdad?   
    Eran tiempos en que dividía mi tiempo entre mi trabajo educando mis ángeles,  los viajes a la Sierra llevando educación a nuestras  indígenas y ayudando en las luchas sociales a mi padre.  Y si, pude sobrevivir, aprendí a saborear otra felicidad, la de un corazón glacial que sin amor, sin esa candente pasión que te lleva a la gloria, aún sin ello, el corazón resplandecía. 


💖💖💖💖💖

        Por motivos circunstanciales mi padre no pudo darme su apellido, así que cuando convenía, cuando la lucha era una batalla campal me presentaba como su Licenciada. Sólo que no especificaba que era Licenciada en Educación y sus adversarios políticos "viejos lobos de mar", me creían Licenciada en derecho y no los sacábamos de su error. Todo siempre en favor de una causa idealista.  
      Esa tarde,  mi padre y yo atendíamos en una pequeña enramada  que hacía las veces de oficina. Era una familia quien necesitaba de ayuda, les habían cortado la energía eléctrica, con un bebé de apenas unos meses de nacido, el calor era mortal…     ¿Cuál era nuestro trabajo? Conseguir que les reconectaran el servicio eléctrico sin costo alguno, un trabajo para el hombre y un “cooler” para que pudieran soportar las altas temperaturas.

    Así que al día siguiente, con el papeleo del grupo en mano y mi radiante portafolio acompañé a mi padre a la Comisión de Electricidad.

   El recibimiento no fue muy educado, la recepcionista nos negó la entrada con el gerente, entonces mi padre visiblemente molesto y con voz muy fuerte le dijo:
-Mire señorita, ¡Me pasa inmediatamente con su jefe o ahorita mismo hago que la despidan…!!!

    Yo lo escuchaba enmudecida y la muchacha  temerosa, después de vernos a ambos se levantó del escritorio para pasar a la oficina privada de su jefe, no sin antes decirnos:

-Enseguida los paso señor.
Y yo apenas conteniendo la risa le murmuré en voz baja:

-Tú no puedes… en ninguna forma…. Hacer que le quiten su trabajo.
-Sí, pero ella no lo sabe… J

En ese momento la secretaria salió dándonos el pase y mi padre muy formal me dijo:
-¿Trae todo listo Licenciada?
-Si Don José, todo listo-Le contesté sonriendo, mientras mi corazón resplandecía, mis ojos le decían  “Eres grandioso papá”.









 RESPLANDECÍA

Muy a pesar del desamor y la traición
muy a pesar de que sintiera naufragar
¡Seguía su ritmo un corazón de  tempestad.!

 ¡Resplandecía…En medio de la mar!!

Frágil  navío, perdido sin timón
entre momentos de alegrías y de pesares
¡Seguía  su ritmo  el corazón de mis  cantares….!

¡Resplandecía...En medio de la mar!

Divino  elixir impulsaba su pasión
neblina gris  entre caminos de almendral
¡Seguía  su ritmo el corazón… dulce y glacial…!!

 ¡Resplandecía…En medio de la mar!!! 







     Hoy en día hay muchos ataques emocionales, ante ello, no supliques piedad, no llores frente a tu rival, porque sabes? no le importará, de lo mucho que mi padre me enseñó fue del poder de la percepción, a veces es importante que te vean fuerte, arriesgar y enfrentarse con valor ante la adversidad, si, a veces, aún con lluvia y tempestad puedes resplandecer, en medio de la mar.






martes, 20 de febrero de 2018

Los Presentimientos de mi padre - Y aquél que volvió

       


       Sé que te he hablo mucho de mi padre…No puedo evitarlo…es amor, agradecimiento, si, una enorme gratitud…hasta el último día de mi vida agradeceré su apoyo y  ese amor tan grande que le tuvo a mi madre y a mí.

     En aquél tiempo, se dio una enfermedad que los médicos le llamaron "fuga de cerebros", las personas caían y en ese instante se vertían en una hemorragia falleciendo instantáneamente, pero Dios fue bueno con nosotros y mi padre, cayó desmayado, se le vino la hemorragia pero milagrosamente , aunque estuvo debatiéndose entre la vida y la muerte pudo salvarse…Ante el asombro de los médicos pues quienes habían padecido esa enfermedad no habían vivido para contarlo. Fue su primera cirugía, la primera de varias más que vendrían y yo ni siquiera imaginaba.

     Como siempre fue y ha sido me tocó hacerme cargo de todo. Desde su internación, su convalecencia, pero lo hacía con gusto, feliz de que Dios me hubiera concedido traérmelo de regreso a casa, a Christian, mi pareja,  siempre le habían incomodado los hospitales así que por lo regular andaba sola, pero me sentía fortalecida por su amor y trataba como siempre he hecho, de aceptar a las personas tal como son.
      Saber que me amaba era suficiente para abrirme paso ante las adversidades y derrumbar los muros, que tuvieran  que derrumbarse.

     Sin embargo, en ese tiempo, el destino me tenía preparadas más sorpresas. Mi padre biológico, aquél que me abandonara antes de nacer, había llegado al rancho de la abuela buscando a la hija abandonada.   Cuando recibí el mensaje de que quería conocerme mi primer respuesta fue NO ME INTERESA…pero…luego cambié de opinión quería verlo a la cara y que me dijera ¿Porque?  ¿Porque nos había abandonado? Y finalmente ¿Por qué volvía? No lo necesitábamos…cuando era una bebé y mi madre tenía que luchar por un lata de leche, era cuando lo habíamos necesitado, AHORA ERA MUY TARDE.

     Mi madre no sabía que el ingrato había vuelto, así que yo deseaba saber cuál sería su reacción, ésa noche le pregunté:

“Madre, si ese hombre volviera algún día, sí vuelve… ¿qué le dirías?”

     Mi madre me respondió con esa frase acuñada por las mujeres en mi familia cuando nos negamos a comprender las razones de nuestro corazón, me contestó, NO LO SE, mientras un par de lágrimas rodaban por sus mejillas…La abracé arrepentida y le conté de su regreso…ella me dijo que lo viera, que lo perdonara como ella ya lo había hecho.

     No fue un gran encuentro. No era ese gigante cruel y despiadado que había imaginado  cuando niña. Era un hombre común y corriente, ya entrado en años, económicamente le había ido muy bien, nos saludamos de manera parca y cuando él ya no pudo resistir me dijo ¿PORQUE ERES TAN DISTANTE Y FRÍA CONMIGO? Entonces le contesté:
 - Creo que lo heredé de mi padre muerto.-  Pero al instante de haberlo dicho me arrepentí, muy tarde para evitar ver sus ojos humedecidos por el llanto. Entonces agregué…

-Lo siento, ¿Sabes? Es solo que no puedes pedirme efusividad…eres un completo extraño para mi.
-Está bien, hija  ¿Puedo llamarte hija? Yo…este…cómo está tu madre
-Muy bien, encontró  el mejor padre que pude desear. Nos rescató del abandono…Me ha dado una carrera…Estamos bien.

No necesité preguntarle nada él solo empezó a hablar.

-Tu madre es la única mujer a la que he amado…Cuando me fui a EEUU no sabía que estaba embarazada…allá tuve un accidente que me tuvo  en cama por varios meses… alguien me escribió diciéndome que ella estaba embarazada…yo dudé…me volví loco de celos, pensando que me había engañado…ahora se, al verte, que no fue así.

-Eso no es cierto...!!! Tú sabías muy bien que mamá estaba embarazada, ya no es necesario más mentiras. Que bien que ya reconoces que soy tu hija o quizás necesites una examen médico para comprobarlo.
-No hija perdóname. Aunque sé que no tengo perdón
-Está bien, mira, mi madre me ha enseñado a dar el perdón…pero no me pidas más…me debo  a mi padre. Recién acaba de restablecerse de una operación, pero gracias a Dios se salvó.
-Lo quieres mucho
-Si
    El dolor en sus ojos me dolió pero el amor por el hombre que tenía convaleciendo en casa sanó mi alma y pude tocar su mano y decirle:

-En mi corazón no hay rencor y siempre que me necesites estaré contigo.
Entonces, él agachó su cabeza y al mirarme de nuevo me dijo:
-Veo que has tenido un gran padre.


     Esa fue la única vez en mi vida que conocí y vi a mi padre biológico. Nunca lo procuré no por rencor sino por respeto a mi padre, el que no me engendró pero a quien le debo todo.

    Aquél día, al caer la noche, por un momento me sentí mi madre…y pensé que le diría  a ese hombre que tanto había amado…aquél que me había abandonado a mi suerte, si después de tantos años volviera…Y así nacieron dos poemas "Si vuelves" y "No lo se", sin duda dos de mis poemas favoritos.







NO LO SE

Tal vez me amaste una noche incierta
y al día siguiente me dijiste adiós
tal vez fui todo en la desierta
y nostálgica alborada de tu amor.

Tal vez fui alguien o quizás fui nada
o más bien ni siquiera presentiste
la grandiosa ilusión que me embargaba
por acercarme a ti, por ser tu amada.

No lo sé…   No lo sé
¡Oh, Dios como quisiera comprenderlo...!!
Más no sé si me amaste o fue el deseo
Lo que embriagó tu corazón de hielo.

Solo se,
que te amé hasta el cansancio y sin medida
que si no me diste nada ¡Yo te di mi vida!
y si la ausencia borró de tu mente mi recuerdo y mis caricias,
en mi perduraras día tras día.

Hasta que el corazón cese en su vuelco

y en mí ya no florezca la poesía. 





    Hay quienes dicen "Perdono pero no olvido", yo no se vivir con sentimientos a medias o rencores, en verdad perdono de corazón, simplemente que hay un respeto y lealtad  a quienes han estado a nuestro lado y  no podemos abandonarlos por aquellos que nos condenaron al olvido y que por fin "deciden" volver, que por fin "deciden" que ya somos dignos de estar en sus vidas, llamale venganza o rencor, yo le llamo lealtad a quien en mi caídas, me llenó de amor. 





martes, 13 de febrero de 2018

💖Alerta... Amor

    

     Llega San Valentín y como no celebrarlo si es el tema de mi blog, el amor, desamor y de nuevo el amor. Aunque también en estas fechas aparecen algunos "seudo" intelectuales para criticar que todo es parte de la mercadotecnia, del consumismo, como si las personas no tuviesen la capacidad mental para decidir como gastar su dinero, ése es el problema de esta a veces confundida humanidad, el juzgar, proclamarse jueces y no respetar los gustos de los demás, que viva el amor y  la amistad y que cada quien decida a quién querer y como lo va a demostrar.  
     En lo personal yo creo que no está nada mal recibir o dar algún pequeño detalle, mi incurable romanticismo se proclama a favor del romance, con rosas o sin ellas, con música o cena sin velas, demostrar el amor, nunca estará de mas, aunque a veces, estaría muy bien poner una "Alerta", una alarma ante un mal amor y así saber cuando dar ése salto de fe, cuando es sólo un amor de un rato o de plano cuando debes decir adiós antes de ver perdido el corazón.
     Si del amor se pueden decir tantas cosas, porque siempre será más fácil decirlo, que vivirlo ;) 






  
Este es un poema de alerta inspirado en un bello, fugaz pero gitano amor. Ay si las cosas en el amor fueran más sencillas...!!!




ALERTA

Adiós amor glamoroso
de mis castillos versados
adiós anhelo glorioso
de mis recuerdos amados.

Se despiden ilusiones
porque el corazón presiente
que vendrán las decepciones
después del verano ardiente.

Eres amante atrevido
que engalanas mi camino
pero temo que el destino
te lleva de nido en nido.

No prometas el amor
porque tu alma transparente
le dice a mí ser que miente
tu corazón seductor.

No más sueños de cristal
¡Adiós gitano furtivo!
ni tu risa… ¡Tan sensual!
¡Te librará de mi olvido...!!!







martes, 6 de febrero de 2018

💖Los presentimientos de mi padre - Causas No perdidas

         



      Sabes? La vida está llena de ironías, porque mientras de niña me entristecía el abandono de mi padre biológico hoy agradezco que así haya sido, porque Dios me envió un hombre bueno, noble, que me heredó sus ideales y me enseñó los valores que han regido mi vida.

      Desde el momento en que te digo que mi padre  fue un idealista comprenderás que esa vida de lucha no fue nada sencilla. Fundador de Ciudades Perdidas, Ejidos que hoy conforman nuestro Valle. Un hombre líder de los necesitados y que por la misma razón  en más de una vez alguien quiso hacerle daño.

     (En aquellos años, mi padre no sabía que yo lo esperaba y necesitaba, ni que conocería a una  mujer que amaría con toda su alma: mi madre)

       Después de muchos meses de lucha había logrado la fundación y estructuración de un Ejido de más de 300 hectáreas para campesinos que no tenían forma de ganarse el sustento, unas semanas antes de su viaje a la Ciudad para recoger los títulos, estaba en una reunión con el grupo de campesinos, en una humilde casa de ramas de cachanilla*, ultimando los detalles  de su salida. De pronto, antes de abrir su portafolio, algo, quizás un “presentimiento” lo impulso a moverse de la banca en la cual estaba sentado, justo al momento de hacerlo una filosa varilla de fierro atravesó la delgadísima  pared, si mi padre no se hubiese movido, quizás nunca nos hubiera encontrado, ésa varilla iba destinada a perforarlo, todos salieron corriendo, dispuestos  a seguir al atacante mi padre aunque pudo ver de quien se trataba solo les dijo:

-Está bien, déjenlo así. No me ha pasado nada.

      Quince días después, entre gritos de alegría por todos los campesinos papá regresó  a la comunidad ejidal, sabían la buena noticia, que traía consigo los títulos de propiedad, por fin tendrían algo suyo, por fin podrían sembrar sus tierras. Se dio una reunión y cuando mi padre empezó a hacer el pase de lista para entregar los títulos al primero que nombró  fue a quien días antes  había atentado contra su vida, el hombre no podía creerlo y abrazándolo con lágrimas en sus ojos le dijo:

-Perdóname José, pensé que no me tomarías  en cuenta, casi cometo una locura…
El grupo, que había escuchado estaba encolerizado pero mi padre levantando la mano para silenciarlos les dijo:

-Yo sé que él no pertenece al grupo, no ha estado en la lucha como todos ustedes, apenas recién llegó y quizás no les parezca justo pero desde que lo vi pensé en ayudarle por sus hijos, los niños siempre son primero compañeros…Gracias a Dios aquí estamos todos…sus hijos no tienen ninguna culpa…Compañeros, hay que perdonar, hay que liberar, sin vacilación…
      Mucho aprendí de papá, el siempre apostaba por las causas para otros perdidas.
       Lo más bello de esto que acabo de contarte es que no lo supe por mi padre, en una ocasión que asistí a representarlo en una Asamblea Ejidal, alguien dijo que papá había sido un mediocre e ignorante, con el llanto en mi garganta a punto de ahogarme y casi a punto de levantarme escuché un grito detrás de mí que dijo ESO NO ES CIERTO…!!   Era el hijo del hombre que había atentado contra la vida de mi padre, el cual nos narró la historia, que muchos sabían pero algunas veces, la gente olvida.



Glosario:
La cachanilla: es una planta silvestre siempre verde,usada en aquél tiempo,por los primeros pobladores para hacer chozas.